Reseña: Desodorante Esperança

Hoy, en exclusiva para Ecolecuá, la primera trilogía sobre desodorantes naturales fallidos de la blogosfera. Estrenamos la primera reseña de la saga, así que allá vamos, con todos ustedes....

MENUDO CALVARIO. 1º PARTE: "Sobaquinegro a la parrilla"

Hace un par de semanas os hice spoiler y os adelanté un poco las calamidades que tuve que pasar antes de encontrar un desodorante efectivo. Comencé por la solución del problema porque no quería que reinase el desánimo si estábais en plena búsqueda. ¡Aquí os dejo el desodorante que me quitó las penas y con el que sigo contentísima! 

Peero.. siento la "responsabilidad" de hablaros también sobre las compras que han sido el equivalente a ir lanzando billetes por la ventanilla del coche. Me sabe mal desaconsejar el producto de hoy, es un desodorante responsable con el medio ambiente, del que he leído muy buenas opiniones en algunos blogs, que está hecho con toda la buena fe de su creadora y que es 100% libre de químicos dañinos, pero tengo que ser consecuente con el propósito del blog que es principalmente recomendaros productos que me hayan ido bien y advertiros sobre los que no, y ya vosotros después veréis.

Por lo tanto hoy, en "MENUDO CALVARIO" 1º PARTE: "Sobaquinegro a la parrilla", analizaremos cuál fue el causante de la mutación de la piel de mis axilas, ¡fascinante! Esta trilogía promete, no me digáis que no:

 DESODORANTE 
    ESPERANÇA    





- LA MARCA

Esperanza no es una marca de cosmética al uso. Solamente comercializa un producto, este desodorante. Fue el resultado de la búsqueda de un desodorante inocuo por parte de su creadora, Esperanza Amengual, después de estudiar los efectos nocivos del aluminio en nuestro organismo.
No está certificado ya que solo se certifican los ingredientes orgánicos, las sales minerales que componen el desodorante son compuestos inorgánicos 100% naturales.
Es vegano.

- PRESENTACIÓN / TEXTURA / OLOR

La presentación es en un bote (no veo si reciclado o no) parecido al que nos venden en el super lleno de sal pero de cartón, aunque por dentro es de plástico. El dispensador es el mismito que el de esos botes de sal, dependiendo de como le gires saldrá más o menos producto. Su uso no me resulta la panacea de la comodidad. El diseño no os le describo porque ya lo veis en la foto, a mí no me gusta, me parece anticuado y recargado. ¡Pero para gustos los colores! 

La textura.. la de unos polvos de grano muy fino.

No tiene ningún olor.

- COMPOSICIÓN

Es un desodorante de sales minerales inocuas libre de aluminio en todas sus formas, alcohol, conservantes, anticonglomerantes, colorantes y demás perlas de la cosmética convencional.

Ingredientes con traducción al castellano:

Magnesium Citrate (Citrato de Magnesio*), Calcium Citrate (Citrato de Calcio*), Magnesium Carbonate Hydroxide (Hidróxido de Carbonato de Magnesio*), Calcium Carbonate (Carbonato de Calcio*), Potassium Citrate (Citrato de Potasio) 

*Todos son de calidad alimentaria y farmacéutica.

Por lo que podemos estar tranquilos con su composición.

- MODO DE APLICACIÓN

El modo de aplicación es diferente a lo que estamos acostumbrados. Para mí es menos cómodo que otros formatos, pero si me hubiese venido bien el desodorante esto habría sido algo secundario.

Os pongo tal cual las recomendaciones de su blog, las cuales yo seguí religiosamente:

(1) Después de limpiar la piel, eche un poco de polvos Esperança (máx. ¼ cucharadita o 1g) en la palma de la mano 
(2) Moje ligeramente la otra mano bajo el grifo del agua 
(3) Disuelva los polvos con ambas manos hasta obtener una mezcla homogénea
(4) A continuación, con las manos extienda el desodorante uniformamente sobre la zona deseada.
Nota: Si se acaba de depilar, recomendamos esperar unos minutos antes de aplicar el desodorante para evitar que pueda notar un ligero picor.

- EFECTIVIDAD

En verdad he hecho mal incluyéndolo hace un par de entradas dentro del grupo de los malodorantes. Realmente cumple con su cometido de neutralizar el olor. Al echártelo no hueles a nada, ni bien ni mal. Para las personas que no les gusta que el olor del desodorante interfiera con el de otros productos o perfumes que se echan es algo positivo. Para mí no es que fuese algo negativo pero los prefiero con un poco de olor.

Donde la mataron es en la delicadeza con la piel, por lo menos con la mía. Me la abrasó, literalmente. 

Comienzo por el principio de los tiempos: venía de utilizar un desodorante que no funcionaba ni a tiros y googleando encontré esta alternativa recomendada en varios blogs. La primera vez que lo utilicé quedé encantada, pese a que la aplicación no me entusiasmaba ¡funcionaba! Pero pronto empezó a torcerse la cosa. Cuando tenía el brazo pegado al cuerpo y lo separaba me tiraba la piel, estaba como "pegada". Pronto empezaron a salirme granitos. Pequeños. Como pensé que era problema de deshidratación en la zona empecé a disolver los polvos en aceites en vez de en agua. Mejoró algo la cosa pero los granos no se iban. En este punto empecé a ver como algunas zonas de mi axila se estaban oscureciendo un poco. Volví a cambiar la manera de usarlo, ¡para que no se diga que no lo intente por activa y por pasiva! El modo de aplicación con el que conseguí una menor irritación fue utilizando primero el anterior desodorante que había desechado por ser totalmente inútil neutralizando el olor pero que sin embargo era respetuoso con mi piel y después cogía unos pocos polvitos y los aplicaba a toquecitos pegándolos al primer desodorante, sin arrastrar ni masajear para no irritar nada la zona. Al principio parecía que funcionaba, además yo estaba contenta porque había encontrado un modo de no tirar a la basura directamente el anterior, cosa que me da mucha rabia. Pero, y aquí es cuando les mandé a los dos a paseo, a parte de que la irritación y los granos nunca desaparecieron del todo, se me puso la axila de color marrón oscuro. La piel estaba como abrasada, en una capa muy superficial, pero el aspecto era de piel quemada.

Tengo que aclarar que nunca había tenido problemas de sensibilidad en las axilas, ni por depilarme (con cera o cuchilla), ni con ningún desodorante (convencional o natural). Así que no me explico qué es lo que ha hecho este desodorante en mi piel. Evidentemente lo dejé de utilizar. Y como os contaba en el post que ya os enlazado y lo vuelvo a hacer por si las moscas, encontré cura rápidamente, menos mal.

- RELACIÓN DURACIÓN / CALIDAD / PRECIO

Precio: 15,90 €

Si ya me pareció caro el día que lo compré pensando que iba a funcionar imaginaros lo que pienso ahora después de no poder haber utilizado ni un cuarto del bote.

Duración: Se recomienda un uso de 1 gramo en cada aplicación y vienen 90 gr en total. Por lo que dura unos 3 meses.

- CONCLUSIÓN

Me ha gustado: La inocuidad de los ingredientes, neutraliza el mal olor.
Ni fu ni fa: Que no dé ningún olor, ni bueno ni malo.
No me ha gustado: Irritaciones, granos, oscurecimiento de la piel, la presentación del producto.
¿Repetiré?: ¡¡NO!!

Como he dicho en la introducción siento meter este producto en "Mis no recomendados" pero allá va. También he aclarado en la intro que he leído opiniones de personas a las que les va perfectamente así que todo es cuestión de probar. En su web tienen muestras que dan para 3-5 usos que salen más económicas. Eso sí, ¡tened en cuenta que en las primeras aplicaciones yo no note nada! Si al final decidís probarlo, a la primera que notéis que es agresivo con vuestra piel o que hay un pequeño cambio de color dejarlo de utilizar. No hagáis como yo, que harta de no terminar los desodorantes naturales y volver siempre a los convencionales me obcequé y mirad el resultado.

-------------------------------------

Para terminar os desvelo que en próximas entradas tendremos una nueva entrega de esta trepidante saga. Vamos a dejar descansar un poco el tema que soy consciente de que no ha sido la reseña más agradable del mundo, pero aquí tenéis un pequeño adelanto para que vayáis haciendo boca. Solamente desvelo el título; próximamente, en los mejores ecoblogs... tananaan.... 

MENUDO CALVARIO. 2º PARTE: "El malodorante definitivo: delicioso olor a sudor ácido."



Continuará...



Comentarios

  1. Pues sinceramente sólo por la forma de aplicarlo a mi personalmente no me merece la pena. ¿Cómo te complicaste así la vida con la cantidad de desodorantes en roll on o es spray que hay 100% naturales? ;-p
    También es cierto que quizás no conozco bien todas tus necesidades (me pasaré por entradas anteriores para leerte) pero yo uso uno de Taoasis que va genial y no tiene aluminio.
    Desde ya (sólo viendo el titulo de la próxima entrada) sospecho que será un post cuanto menos curioso e interesante. Estaré atenta para leerlo ;-)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Maria! Gracias por comentar, eres la primera que se ha animado a hacerlo desde que abrí el blog y me ha hecho ilusión. La verdad es que con los desodorantes no he dado pie con bola. Me ha costado un montón encontrar uno que funcionase... me animé con este porque leí buenas opiniones en blogs que sigo desde hace tiempo y de los que me fío, como el Daza Natura. No me convencía la manera de aplicarlo pero todos coincidían en que es eficaz con el olor, que era mi principal problema con los bio, ¡y ya ves tu que percal! Me apunto el que estás utilizando, aunque ahora estoy encantada con el de Bio-Beauté y de momento no lo cambio. La segunda entrega de malodorantes la dejaré para más adelante, no quiero saturar el blog con más temas sudorosos que voy a espantaros jajaja
      Muchas gracias de nuevo por pasarte por aqui, ¡un beso!

      Eliminar
  2. La búsqueda del desodorante perfecto es un poco como buscar unicornios o el santo grial... �� Pobre! Esa reacción me resulta bastante familiar, te aconsejaría evitar todos los que contienen bicarbonato sódico, que es el primer ingrediente del Inci de este desodorante y el culpable de mis reacciones. Estaré atenta a las próximas entregas! ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me comentaron en instagram a raíz de escribir este post, yo no tenía ni idea de que era por el bicarbonato. ¡Ay si lo llego a saber antes! y debe ser común, por lo que veo a ti también te ha pasado y a la chica que me lo comentó por instagram también. Me mosquea un poco que no alerten de la posibilidad de que ocurra ésto en pieles sensibles al igual que lo hacen con las fragancias que pueden dar alergias, por ejemplo. ¿No crees?

      Eliminar
  3. Buenas!! Qué bien haber encontrado este post! Yo uso este desodorante desde Noviembre, y hasta ahora no han empezado a salirme cercos marrones en la piel. Es cierto que es el único desodorante natural que he probado hasta ahora que haya conseguido eliminar el olor durante todo el día, pero el cambio de color empieza a asustarme. Hay alguna nueva recomendación? Hasta ahora he probado algunos de la marca LOGONA, y después me pasé al Esperança... qué desesperación!! Y muchas gracias por el post!! Yo también siento tener que decirle adiós a este desodorante...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! A raíz de escribir esta entrada me enteré de que el problema es el bicarbonato, muchas personas somos sensibles a él y el desodorante Esperança lleva mucho.

      Yo los tres siguientes que he probado no lo llevaban y dos me aguantan el olor bastante bien, el primero es el de The Natural Deodorant de la linea Gentle, que es la que no lleva bicarbonato, es efectivo, delicado, pero no me huele bien, tienes una reseña en el blog. El otro es el de Nubian Heritadge, éste es una pasada, se parece en textura al de stick de Sanex y es efectivo (quizá no tanto como los anteriores pero no es de los que te abandona a las 2 horas) y es delicado también, pero esta marca hay que comprarla en iHerb.

      Como ves he estado evitando el bicarbonato, pero gané un desodorante que lo lleva de la marca Clemence & Vivien y te cuento con sorpresa que me está yendo muy bien, me encanta! Salvo el día que me depilo puedo usarlo sin problemas de sensibilidad, es muuucho más suave pese a llevar bicarbonato, el de ylang ylang huele genial y es efectivo. El de Esperança me parece un desodorante muy agresivo...

      De todos modos te recomiendo que pruebes opciones sin bicarbonato una temporada hasta que tus axilas vuelvan en sí, puedes probar alguno de los dos que te he comentado y también te recomiendo mucho que pruebes los de Schmidt's, tienen una línea sin bicarbonato (que puedes encontrar tanto en Beclementine como en iHerb) con muy buenas opiniones y son los próximos que yo voy a probar.

      Espero haberte ayudado, muchas gracias por compartir tu experiencia y por leerme y si cuando pruebes el siguiente me cuentas qué tal te ha ido te lo agradeceré! :D Un abrazo!

      Eliminar

Publicar un comentario