Mis 3 favoritos libres de tóxicos de LUSH.

¡Buen lunes y semana nueva a todos! 

Antes de empezar con la entrada de hoy quiero pediros disculpas por no haber contestado a los comentarios de la entrada anterior, me gusta hacerlo tranquila, con tiempo y con el teclado del ordenador y no he conseguido esta semana sacar un rato para ello, casi no me da tiempo a publicar esta entrada de hecho, pero os he leído y, por supuesto, responderé en breves. Muchas gracias a todas por participar, las que tenéis blog ya sabéis lo que gusta leer las opiniones de los que te acompañan ;)

Los que seguís mis entradas desde el principio, aunque no creo que exista tal persona a juzgar por el súper éxito que tuvieron, y los que os habéis ido hacia atrás por curiosidad, aburrimiento o cualquier otra noble razón, al haber leído mi primera entrada, en la que os cuento un poco el por qué de mi pasión por el mundo de la cosmética natural, sabréis que Lush tuvo mucho que ver. Sé que a algunas leer «Lush» y «cosmética natural» en la misma frase os produce como una especie de ganas de tirarme con el móvil desde el que me leéis en la cabeza, ¡lo siento! Pero de verdad, Lush tiene una parte oscurilla pero también muchas luces, os animo a seguir leyendo porque quizá os convenza un poquito, ¡o no! Para eso están los comentarios con críticas constructivas.

Empecemos por las que en mi opinión son las malas. Lush está claro que no elabora cosmética ecológica, pero es que en general tampoco se le podría considerar cosmética natural; algunas formulas llevan ingredientes como, por ejemplo, parabenos o trietalonamina que son potencialmente tóxicos y aunque lo hace en una proporción mucho menor que las marcas convencionales, esto no termina de cuadrar con su discurso. 

¿Las buenas? Si a día de hoy estoy haciendo una entrada sobre mis tres favoritos de Lush es porque éstas me pueden. Las más evidentes y conocidas: las texturas y los olores. No me considero una persona especialmente presumida, aunque me gusta verme guapa y es una de las razones por las que uso cosmética creo que la razón principal de que me guste tanto es porque me produce placer utilizar los productos que utilizo; los olores, los colores, las texturas, el contacto con la naturaleza a través de esos botecitos... me activa los sentidos y me puede resultar muy, pero que muy, sensorial. Lush para mí lo clava en este aspecto. «Rezo» para que reformulen su acondicionador corporal Ro's Argan quitándole la trietalonamina, que es la razón por la que lo dejé de utilizar, de verdad que aplicármelo en la piel mojada era un lujo para mis sentidos y no estoy usando una frase hecha. La reformulación de muchos de sus productos para quitarles los tóxicos es ya un hecho y han comenzado a sacar versiones autoconservantes de algunos que he vuelto a utilizar por esta razón como, por ejemplo, Mask of Magnaminty, que me encanta para los puntos negros. Tengo esperanzas de que lo hagan con todos los demás. También me he fijado en que sus productos nuevos cada vez están más "limpios", por ejemplo, su colección de navidad es entera autoconservante. Valoro su esfuerzo por producir cosméticos sólidos para reducir el plástico de los envases y también su empeño con el reciclaje de sus botes regalándote una mascarilla por cada 5 de ellos vacíos que les devuelvas. Algo que también me gusta especialmente es su activismo, no estoy acostumbrada a ver empresas implicadas en la visibilización de temas políticos y de protesta social y para mí es algo muy importante. Por Lush me enteré a los 16 años que la mayor parte de los cosméticos que utilizaba estaban testados en animales. También os hablé en otra entrada del grandísimo problema que tenemos con el Fracking, que después de provocar verdaderos desastres medioambientales en otras partes del mundo acecha al norte de España, comprarme su magnífica crema corporal (ya autoconservante) Charity Pot y que el dinero que pagué fuese dedicado íntegramente a luchar contra esta práctica para mí es un gran chapó en toda regla. También es importante para mí su apuesta por el comercio justo, su implicación directa con las comunidades y los agricultores que les proporcionan los ingredientes naturales priorizando que las siembras sean sostenibles para la tierra y, muy importante, justas para las personas, aunque no tengan certificado ecológico. Su claridad en cuanto a qué ingredientes utilizan sean mejores o peores, su política de muestras, su aportación a que una generación ya muy despegada de los remedios naturales deje de ver la cosmética natural como algo aburrido y de otro siglo y la vea como algo divertido, atractivo y actual, en fin, podría seguir con el royo pero creo que ya me estoy pasando y aún no he terminado la introducción.

La creía necesaria para aclarar el por qué, aunque no sean ecológicos, algunos productos de Lush van a tener cabida en mi blog de vez en cuando, eso sí, aclaro que siempre serán los que sean libres de tóxicos, que los hay si los buscas y con unos INCI maravillosos. Habré utilizado durante 8 años unos 60 productos de Lush sin contar las muestras, algunos ya están descatalogados, otros los dejé de utilizar cuando poco a poco fui informándome sobre los ingredientes, otros los dejé de utilizar por descubrir sustitutos que me gustán más dentro de la cosmética ecológica, otros me gustan mucho, son totalmente inocuos y los sigo utilizando, como Honey Trap o Brazened Honey y otros, que son los 3 de hoy, son mis favoritos entre los favoritos de la marca porque, cada uno en su labor, me sigue siendo difícil encontrarles rival


Da la casualidad de que mis tres favoritos componen también una rutina facial completa a falta de tónico. Os los voy a presentar por orden de lo que les quiero y adoro y va a ser tal que así: en 3º lugar la limpiadora, en 2º lugar el sérum y en 1º lugar la crema, vamos, también da la casualidad de que van hasta en orden de uso, listos para ser disfrutados.

Por fin, comenzamos. De verdad que trato de escribir menos pero sufro, no en silencio como podéis observar, de pesadez congénita, ¡queredme así! :D






3.
Angels On Bare Skin,
LIMPIADORA


Almendras molidas, Glicerina, Caolín, AguaAceite de Lavanda (Lavandula angustifolia), Absoluto de Rosa (Rosa damascena), Aceite de Camomila Azul (Matriarca camomila), Aceite de Tagetes (Tagetes minuta), Resina de Benjuí (Styrax tonkinensis pierre), Flores de Lavanda (Lavandula angustifolia) *Limonene *Linalool


*Se da de forma natural en aceites esenciales

Entre los productos que había en el paquete regalo del que os hablé en mi primera entrada, estaba la limpiadora "Qué buen rollo" (actualmente "Let the Good Times Roll)", cuando abrí la tapa aluciné; palomitas, maíces y una masa que parecía lista para meter al horno y convertirse en deliciosas galletas. Yo tenía 17 años y venía de usar jabones líquidos de marcas convencionales, salvo uno de manzanilla sólido que usé por mis problemas de dermatitis pero que yo, en mi ignorancia, relacioné con tratamiento de enfermedad y no como opción mucho mejor para lavarme la cara el resto de mi vida. Imaginaos mi cara al abrirlo. A las que os gusta que las limpiadoras exfolien un poquito os la recomiendo mucho, también tiene un buen INCI, olor espectacular y deja la piel estupenda. Cuando aquello, "Qué buen rollo" era solo edición de navidad así que cuando la acabé probé con otras. Me gustaron todas, las limpiadoras sólidas de Lush me parecen uno de sus puntos fuertes, pero no fue hasta unos años después cuando di con la que se convirtió en mi favorita. 

No sé si lo sabéis pero en Lush, al menos hace un tiempo, organizaban talleres en sus tiendas en donde podías elaborar tú mismo un producto de la marca. Asistí a uno de la limpiadora "Piel de Ángel". Te dan todos los ingredientes, te explican como se elabora, te regalan el producto y te vas para casa más contenta que unas castañuelas. A día de hoy Piel de Ángel sigue siendo mi limpiadora favorita ¡tengo gusto especial por los productos no líquidos! Son menos cómodos e inmediatos pero para mí ganan en sensaciones y resultados. Sus ingredientes son totalmente naturales e inocuos, os lo aseguro de primera mano ;) Las limpiadoras basadas en arcilla pueden resecar la piel si no se equilibran bien, en este caso la fórmula no reseca ni irrita la piel sensible en absoluto gracias a que el Caolín, que limpia y nutre, está acompañado de una gran cantidad de almendras molidas que tonifican, nutren y exfolian ligeriiiisimamente, de glicerina, que hidrata, y de cuatro aceites; Lavanda, Rosa y Camomila Azul, que calman, y Tagetes que es un antimicrobiano natural. La limpiadora no es más que eso, agua y florecitas de lavanda como decoración. Creo que es apta para cualquier tipo de piel, aunque las grasas quizá prefieran otras más fuertes. Para las sensibles como la mía es una de las más delicadas de Lush. Su uso convierte un paso que no suele ser para mí especialmente placentero como es la limpieza en un momento sensorial gracias a su textura y olor a lavanda. Se coge un poquito, se humedece formando una pasta en la mano, se extiende en la cara con facilidad y suavidad, disfrutas de su rico olor mientras te masajeas la piel, aclaras con agua y ¡voilà! Una piel elástica, limpia, suave, muy luminosa, más hidratada y lista para recibir el siguiente de la lista.

Precio: 9,95€/100 gr.

*[inciso, acaba de llegar mi padre con una planta de lavanda de casi un metro mientras estoy escribiendo ésto ¡jajajaja! Coincidencias de la vida, qué bonita.] 

2.
Full Of Grace,
SÉRUM



Manteca de Murumuru (Astrocaryum Murumuru), Calamina en polvo, Manteca de Cupuacu (Theobroma grandiflorum) Extracto de Pétalos de Rosa Frescos (Rosa centifolia) Aceite Orgánico de Almendra (Prunus dulcis) Perfume, Champiñones de Portobello Frescos (Agaricus bisporus) Aceite de Camomila Azul (Matricaria chamomilla) Aceite de Rosa (Rosa damascena) Aceite de Tagetes (Tagetes minuta) *Benzyl Benzoate *Benzyl Cinnamate *Citral *Citronellol *Farnesol *Geraniol *Limonene *Linalool

*Se da de forma natural en aceites esenciales

Full of Grace es el único sérum sólido que conozco y él y el Miracle de Evolve (que le está adelantando porque además de maravilloso y 100% natural, es ecológico), son mis favoritos. He gastado muchas pastillas de este sérum y en todas las épocas de mi vida me ha ido bien. Ya véis el INCI, da gusto verlo, champiñones que aportan vitaminas y minerales y un montón de aceites y mantecas destinados a hidratar, iluminar, nutrir y calmar la piel. Os confirmo que hace las cuatro cosas, no son cambios increíbles, pero ayuda. Este sérum es un regalo para mis sentidos y la aplicación para mí es un ritual que se vuelve adictivo. El olor es una delicia y uno de sus puntos fuertes. Mientras que el del sérum de Evolve es un olor tenue, elegante y envolvente, éste es floral, suave y alegre. Son opuestos y me encantan los dos. Se puede frotar contra la piel directamente pero a mí me gusta calentarlo en las manos dejando que se impregnen del aceite en el que se convierte al derretirse su capa superficial para después masajear la piel mientras inhalo el aroma. El aceite en la cara es ligero y tarda un rato en absorberse pero no es nada exagerado ni molesto, tenéis que tener en cuenta eso, que es un aceite, con toda su aceitosidad consecuente. La sensación calmante y confortable se nota al momento. Lo aplico de noche y la piel por la mañana se ve más iluminada y más sana (ningún cambio asombroso, al escribir estas cosas a veces caigo en exageraciones que no me gustan). Creo que lo puede utilizar cualquier tipo de piel pero en especial a las pieles sensibles y secas creo que les sentará muy bien. Para las grasas quizá lo que menos queréis es aceite. Una amiga mía, con muchos problemas de acné, está tomando el famoso Roacutan y le está quitando los granos pero también jodiendo la piel. Su piel grasa se le estaba quedando deshidratada y apagada por el tratamiento, la animé con Full Of Grace y está encantada con él. No solo le ha ayudado a hidratar e iluminar la piel si no que le ha difuminado un poco las marcas y cicatrices y no le ha provocado ningún grano pese a su gran contenido en aceites. Así que si tenéis curiosidad y la piel grasa no lo descartaría por completo, os recomendaría ir a pedir una muestra a Lush si lo tenéis cerca porque los aceites pueden ser también muy beneficiosos para vosotras. De hecho, muchas veces, detrás de una piel grasa hay una piel sedienta de aceite. Los aceites que utiliza la cosmética convencional son aceites minerales, que provienen del petróleo y crean una película que obstruye los poros, por lo que causan desastres especialmente en pieles grasas. Por ésto se tiende a prescindir de aceites y a utilizar solo productos astringentes y ¿qué es lo que pasa? Pues que las glándulas sebáceas que regulan la cantidad de grasa de la piel interpretan que no hay suficiente y producen más, por lo que se entra en un circulo vicioso del que nunca se sale. Lo que provocan los aceites minerales se lo achacamos también a los vegetales y es gran un error. Muchos aceites vegetales no obstruyen los poros y las pieles grasas deben servirse de ellos para equilibrarse. No quiero decir que este sérum sea la solución a todos vuestros problemas, pero quería animaros a investigar a las que aún tenéis miedo a los aceites porque igual en el que creéis vuestro enemigo está la solución. 

Precio: 12,50€/20 gr.

1.
Magical Moringa,
CREMA HIDRATANTE



Harina de Maíz (Zea mays) Aceite de Argán (Argania spinosa) Manteca de Cacao Orgánica de Comercio Justo (Theobroma cacao) Aceite de Moringa (Moringa pterygosperma) Aceite Orgánico de Escaramujo (Rosa canina) Manteca de Karité (Butyrospermum parkii) Aceite de Palo de Rosa (Aniba rosaeodora) Aceite de Ylang Ylang (Cananga odorata) Aceite de Vetiver de Madagascar (Vetiveria zizanoides) Aceite de Sándalo (Santalum austro-caledonicum vieill, Fusanus spicatus) *Citronellol *Eugenol Geraniol *Limonene *Linalool Perfume

*Se da de forma natural en aceites esenciales


Y llegamos a mi producto de Lush favorito. Magical Moringa es seda y terciopelo hechos cosmético y aquí no siento que esté exagerando. De verdad, la textura de esta crema es sorprendente y maravillosa. Después de la Hidratante Nutritiva de Matarrania, de la cual os dejo aquí una reseña completa, es mi "crema" favorita y eso que se parecen como una castaña a un huevo. Lo único que tienen en común es que no son cremas propiamente dichas, no son líquidas. Mágica Moringa es una manteca blandita y suave. Cuando coges una pizca te esperas que se convierta en un aceite líquido normal, sin embargo, al contacto con la piel se convierte una textura sedosa y más seca de lo que te esperas aún siendo aceite, es como untarse la cara con terciopelo jugosito. Yo nunca he probado nada igual, os recomiendo encarecidamente que vayáis a meter la zarpa en esta crema a algún Lush aunque sea solo por curiosidad. El olor es espectacular, puede que mi favorito de Lush, y mira que sus olores son mi debilidad. Huele a flores, suaves, exóticas y templadas, es sutil y eso, después de tener la nariz hecha a los perfumes naturales mucho menos invasivos, me encanta. No sé como describirlo bien la verdad, ni la textura ni el olor. El resultado vuelve a ser una completa sorpresa, ¿a que estáis pensando que es una crema densa que se tarda en absorber? Pues no, se absorbe en el momento y supongo que por el alto contenido de Harina de Maíz deja una piel totalmente mate. Por eso os decía que no se parece en nada a la de Matarrania. Tengo la piel normal-sensible y tengo la suerte de poder apreciar lo maravilloso de las dos «cremas» aun siendo opuestas. Deja la piel tan aterciopelada, mate y lisa (no en el sentido de que tenga un efecto tensor, sino en que al tacto está muy uniforme) que la aconsejan también como primer para antes del maquillaje. A mí me ha dado buenos resultados dándola éste uso también. Me parece una crema perfecta para pieles grasas porque además de matificar no la priva de aceites, mantecas y en definitiva, alimento para la piel. Es hidratante y nutritiva, aunque no sé si lo suficiente para una piel muy seca, a la mía la tengo acostumbrada a mucha hidratación y con ésta no se resiente en absoluto (también la equilibro con tónicos más hidratantes que los que uso con la crema de Matarrania). Es calmante, deja una sensación muy confortable en la piel, por lo que la veo muy apta también para pieles sensibles.


Mágica Moringa es un producto relativamente nuevo, no sé cuánto tiempo llevará en Lush, el caso es que el año pasado al ir a reponer Piel de Ángel lo ví, con mucha sorpresa me fijé en que el INCI era estupendo y pedí una muestra por curiosidad. Me encantó tanto que compré después el bote en tamaño original. Es la única crema que he comprado desde que utilizo la de Matarrania, las estuve utilizando las dos a la vez y me gusta tenerla porque es totalmente diferente a ésta, dentro de poco la voy a volver a comprar ¡porque la echo de menos! No es un fijo en mi baño por el precio pero es un auténtico gustazo y diferente a todo lo demás que he probado. Si no me equivoco, es la única crema de Lush que no tiene parabenos, he utilizado Cosmetic Land, Vanishing Cream e Imperialist y ninguna me ha gustado tanto, a parte de tener ingredientes que ya no tolero. Es estupenda con todas las letras y os la recomiendo mucho.

Precio: 34,95€/75 gr.



·················································

¿Habéis probado alguno de los tres? ¿Qué os han parecido? 
¿Sois de las que os gusta Lush? ¿Cuáles son tus favoritos de la marca?

No me gusta hacer "reseñas" sin poner mis propias fotos, pero es que ahora no tengo ninguno de los tres productos y quería hacer esta entrada antes de Navidad por si alguien quiere hacer un regalo de Lush y no sabe muy bien por dónde tirar. La crema es el único de los tres que voy a reponer en breves. A la limpiadora siempre termino volviendo pero ahora estoy con la de Saponaria de Amapola y voy a empezar la manteca limpiadora de Antipodes (¡y es sólida así que tiene todas las papeletas de que me encante!). Así que dependiendo de lo que me guste ésta veré lo que hago, y el sérum... caerá seguro porque también le comienzo a echar de menos cuando llevo meses sin usarlo pero de momento tengo el de Evolve que estoy como loca con él, alguna minitalla de otros sérum que tengo que gastar y otro en camino con muy buena pinta así que no lo voy a reponer en un futuro próximo, pero lo haré.

Hoy me despido rápido, ya sabéis que ya estoy de vuelta por instagram ¡bien! Con un patatófono de móvil nuevo tremendo pero la buena noticia es que me he traído una cámara así que intentaré hacer fotos decentes para las próximas entradas. 

Un beso fuerte.


Comentarios

  1. Hace años me gustaba Lush, sus colores y olores, aunque probé algunos productos y fail �� total. Hoy en día huyo justo de eso de esos colores y perfumes sintéticos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, qué rabia da probar una marca de la que todo el mundo habla bien y ver que a tí no te funciona. Es verdad que se pasan con los colorantes y perfumes sintéticos tres pueblos en muchas formulas pero tienen muchos otros productos que carecen de ellos y en mi opinión ¡están fenomenal! Pero es verdad que hay otras marcas en las que no hay que estar rebuscando entre sus productos porque todos son así y espero que a eso tienda Lush. Un beso!

      Eliminar
  2. He de reconocer que el serum sólido me llama mucho la atención, y más por tu descripción. Que huela bien e ilumine la piel, ya me deja tal que así 😍 La manteca limpiadora de Antípodes (que vas a empezar a utilizar) me BioEncanta. Espero que te guste tanto como a mi, ya no contarás. Un BioBesazo ¡Muak! 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El sólido está muy guai, a mí me gusta mucho, si lo pruebas algún día ya me contarás, conociéndote y sabiendo como te gustan los aceites y olisquear creo que acertarías! ;)

      Eliminar
  3. Hace tiempo me gustaba mucho Lush, aunque no probé muchos productos de ella..., pero me ha gustado mucho esta reseña, ya que, no tenía claro muy bien cuales eran más ecológicos, jejeje :) Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado y servido. Yo también la dejé un poco de lado al descubrir la cosmética ecológica pero algunos productos me gustan mucho y ahí siguen después de muchos años, además tengo una tienda cerquita así que cuando voy a reponer siempre miro a ver qué hay de nuevo, viejo! :D

      Eliminar
  4. De momento no he probado nada de Lush y no tengo ninguna tienda cerca para ir a curiosear :(
    Me parece genial que estén incluyendo productos con formulaciones más limpias, como los que nos enseñas, no descarto probar algo en un futuro si tengo la oportunidad ;)
    En cuanto a lo que nos comentas de las pieles grasas, te doy totalmente la razón, desde mi experiencia propia. En mi adolescencia me obsesioné con la grasa y el acné de tal forma que sólo usaba productos muy astringentes y además, repletos de ingredientes tóxicos y estaba en el circulo vicioso que comentas, cada vez tenía más y más grasa hasta que llegó el momento en que me cansé y compré la típica pastilla de jabón de glicerina "100% natural" que venden en supermercados y estuve durante unos 6 años usando sólo eso para el rostro, sin aplicar cremas ni tónicos ni nada más que eso... imagínate como tenía la piel... tenía pielecitas secas por toda la cara, y la grasa al cabo de unas horas obviamente seguía apareciendo, mi solución era volvérmela a lavar con el jabón si estaba en casa... un desastre total.
    Ahora uso productos que me equilibren la piel sin resecar (y hasta me he atrevido ya con mi primer aceite :P ) y la verdad es que aunque sigo teniendo granitos ocasionalmente, tengo la piel mucho más sana, la grasa más controlada y le he dicho adiós a las pielecitas secas.
    ¡Un besito guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Estos tres son buenísimos! Yo los veo muy buen punto de partida, pero en tu caso que tienes la piel grasa creo que te llevarías muy bien con la limpiadora Dark Angels hablan muyyy bien de ella las que tienen tu tipo de piel.

      Yo creo que todas habéis caído en deshidratarla, yo también lo hubiese hecho si hubiese sufrido de acné y grasa, pero bueno, no se nace aprendido, lo importante es que ya estás encontrando el equilibrio y seguro que con el tiempo va a mejor ya que con los productos que usas ahora sé que no puede estar en mejores manos ;)

      Eliminar
  5. Si te digo la verdad, mi relación con Lush es más bien escasa, no por nada, porque me encantaría probar por ejemplo, ese sérum que tiene una pinta fantástica, es más una cuestión de lejanía. A mi me gustaría poder ir, tocar y oler antes de comprar, y aunque también es verdad que hoy por hoy es un poco tontería con aquello de las tiendas online, siempre está bien poder leer las etiquetas de las cosas antes de comprar. El caso es que estos tres me los llevo apuntados, sobre todo el sérum sólido, que es un formato que no he probado nunca y tal y como describes el olor, debe ser todo un ritual que no me quiero perder. ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La tienda de Lush es clave en su éxito. Es como entrar en la casita de Hansel y Gretel pero de cosméticos jaja qué pena que no tengas ninguna cerca, si vas a Madrid algún día acércate a alguna. A mí me encanta toquetear todo, además es que las chicas, por lo menos las de la tienda de Santander, te dejan total libertad para zancasdilear todo lo que quieras y te dan muestras. Lo que peor llevo de la cosmética ecológica es comprar online, salvo la emoción de cuando te llega el paquetito no le veo nada más bueno. Haces bien en llevártelos apuntados, ¡¡en mi opinión son estupendos!!

      Eliminar
  6. No he usado ninguno de los tres, pero si suelo usar sus mascarillas frescas ( la de esparragos es muy 🔝🔝) Cuando vuelva a reponer pediré una muestra de la crema facial.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sii pídela, es muy curiosa, yo creo que te va a gustar mucho, es uno de mis cosméticos favoritos. A mí también me gustan las mascarillas, de la de espárragos tengo reseña en el blog, me gustó mucho pero el olor no era de mis favoritos aunque al final le pille un poco el gustillo. Un beso :)

      Eliminar
  7. Mientras te leía no sabía si pedir los productos para untarme con ellos o para comérmelos, madre de mi corazón!! y luego dirás que no sabes como explicarnos como huelen y que textura tienen, pues yo he caído rendida a los pies de los tres. No sé qué me gusta más, si la limpiadora que tiene textura de tarta de frutas cuando está a medio cocer, el sérum que es una barita que deja un aceite suave y mimoso en las yemas de los dedos que luego puedes aplicar sobre el rostro o la crema que parece una mousse jugosita. Difícil, muy difícil quedarse sólo con uno. Creo que empezaría con el sérum sobre todo porque no puedo dejar de pensar en la sensación que debe producir sobre la piel (acabo de suspirar, imagina carita con corazones en los ojos). No conocía ninguno de los tres, la verdad es que no tengo una tienda cerca y nunca he podido meter la nariz y los deditos en ninguno de sus potis en tienda física, pero en cuanto pueda voy a comprar el sérum porque ahora mismo tengo los colmillos que me llegan hasta el suelo (suerte que no tenga que hablar y sólo tenga que escribir porque no podría pronunciar palabra alguna) XD
    Lo que si me ha sorprendido mucho ha sido que Lush tenga productos que contienen tóxicos, la verdad es que no lo sabía. Siempre he relacionado la marca como libre de "cosas chungas" aunque no fuera del todo natural (sobre todo por tema de aromas porque muchos de ellos llevan químicos que no son lo mejor del mundo) pero ahora que lo sé, más importante me parece poder ver bien los ingredientes así de entre todo lo que tienen se puede disfrutar de lo mejor.
    A este ritmo, con las de cosas que nos descubrimos unas a otras, va a ser muy complicado reducir la lista de deseos a un número medio razonable... ¡Y yo que estaba tan contenta con mis 7 magníficos! Ahora ya son 8 y no miro a nadie pero ya sabes de quién es la culpa ;-p
    Muuuuuuuuuuuchos besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaj ¡es lo que tiene Lush! Si vas a la city no dudes en entrar en alguna de las tiendas y probar sobretodo la crema, para que veas la textura en persona. Yo me compraría el sérum que está muy bien de precio y pediría muestra de Magical Moringa antes de comprarla que es un poco carilla. Hay que tener cuidado con algunas fórmulas de Lush pero cada vez son menos los productos que tienen tóxicos, hace un tiempo eran el 40% y ahora habrá bajado porque casi todo lo que están sacando nuevo está limpio. Una cosa que me gusta y por lo que me sigo sintiendo cómoda usando sus productos es que no te intentan engañar, ponen bien clarito en sus botes qué es natural y qué sintético, hasta el punto de que cambian el color de los ingredientes dependiendo de la procedencia. El sentir que no me están intentando engañar hace que no me importe. (Además es verdad que cuando usan tóxicos los usan en una cantidad menor de la mitad de lo que está permitido).

      ¡Ahora voy yo directita a tu lista que tengo pendiente un comentario de los kilométricos! :D

      Eliminar
  8. Hola! Hace mucho que conozco esta marca, pero nunca he probado nada!! Así que muchas gracias por esta pedazo entrada, muy interesante ;) Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡De nada! Gracias a tí por leerme siempre! Si te animas ya me contarás :)

      Eliminar
  9. Mujer, pero cómo te nos vas a disculpar por no "contestar comentarios", con lo que te agradecemos nosotras que nos hagas estas pedazo de entradas!!!

    Me ha gustado mucho conocer tus debilidades "lushianas", y sobre todo, tan bien fundamentadas. Lush tiene dos grandes pilares potentes, los aromas y las texturas, que suelen ser maravilla en estado puro. Ahora, que para mi gusto, también tiene otros dos puntos flacos, los envases y formatos que me resultan muy incómodos de usar y transportar, en en menor medida los precios.

    Me que quedado alucinada con el sérum, ese sí que me encantaría probarlo, y quizás, me de un caprichito pronto. Lo malo es llevarlo de un lado para otro...y me esperan unos meses de estar de aquí para allá. Otro producto que no he catado pero que la gente habla maravillas, es el acondicionador de la crema americana... pero no sé yo si para mi melena tarzanesca será suficiente.

    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja probablemente no se lean mis contestaciones pero ya que os voy contestando en mi cabecita mientras que os leo qué menos que escribíroslo para que lo sepáis, ¡pero es que el teclado del móvil me desespera! Cuando doy al borrar y se me cambia de linea me dan ganas de partirlo con un hacha jajaj

      Estamos de acuerdo en los puntos fuertes y también en lo del precio, yo también opino que si le dieran un x0.8 a los precios no pasaría nada. Los envases y los formatos sin embargo a mí si me gustan pero es verdad que por ejemplo con los champús sólidos montaba auténticos cristos en la ducha, desteñían, se iban partiendo... pero es que yo soy una mujer muy poco práctica en general así que no me suele importar que sean formatos menos cómodos al no ser que sea algo exagerado.

      Si lo tienes que llevar de un lado a otro no te lo recomiendo al no ser que lo lleves en una latita bien guardado, porque con el calor se derrite con facilidad, pero cuando tengas una temporada más tranquila pruébalo, por el precio que tiene está genial y dura unos 2-3 meses! Crema Americana la probé cuando tenía la melena larga y un poco disecada y huele muy bien pero a mí se me quedaba corta de hidratación, pero es verdad que para gente con pelo de persona y no de escoba dicen que va muy bien! :D

      Eliminar
  10. La limpiadora la he probado y me gustó bastante, Bara tiene una que es prima hermana de ésta, por si cuando pruebes Bara (que se que está en tu wishlist) quieres probarla para comparar, no la he usado pero la formulación es casi igual. Con Lush probé mi primer champú y acondicionador sólidos, pero no repetí porque me irritaba por los SLS. Me gusta que sean transparentes en cuanto a los ingredientes, no esconden los químico, y que vayan cambiando las formulaciones para que sean cada vez más limpias. El serum me llamaba la atención, pero cuando lo miré hace muuucho tiempo creo que llevaba algo que no me cuadraba, ahora me tienta más. Tendre que mirar detenidamente sus cositas ahora que han cambiado muchas de sus formulaciones para bien. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡No dudes que voy a incluir la limpiadora de Bara! No sabía que la tenían y cuando te leí fui a mirar a su web el INCI y alucinada me he quedado, clavaditas. Su gama capilar a mí tampoco me encanta, me irritaba el cuero cabelludo al igual que a tí. Eso sí, venía de usar pantenes y loreales y esto me gustó mucho más. Mis preferidos son el champú Curly Wurly y el acondicionador Happy Happy Joy Joy, sí, menudo ojo tengo, lo más caro, pero si lo reformasen quitándole alguna cochinada que llevan lo volvería a comprar porque me encantan los dos. El sérum creo recordar que siempre ha tenido esta misma fórmula, ¿igual lo que más te chocaba era el perfume? Según ellos en este producto es natural! Un beso!

      Eliminar
  11. el serum va muy bien, lush siempre es acierto seguro

    ResponderEliminar
  12. Realmente ellos no tienen la etiqueta de cosmetica natural, su lema dice cosmetica fresca hecha a mano, de hehco es algo que recalcan mucho en los talleres que hacen y demás... lo de natural se lo hemos puesto nosotras, quizás de manera equivocada, por el hecho de que tienen algunos ingredientes de origen bio, y que siguen algunas campañas como lo de estar en contra del maltrato animal o el tema del aceite de palma...es cierto que usan algunos ingredientes que personalmente si los dejasen de usar para mi tendrían el 10 de 10...pero bueno, aún así se lo curran mucho más que otras del estilo.

    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida al blog, creo que es la primera vez que te veo por aquí y me alegro. Y tienes toda la razón! Por eso mencionaba que me gusta especialmente que no se venden como lo que no son, dejan bien clarito qué ingredientes naturales utilizan y cuáles son sintéticos y eso me gusta mucho. Para si prescindiesen totalmente de tóxicos también tendrían el 10/10, se lo curran mucho con cada producto que sacan. Un beso!

      Eliminar
  13. Yo solo he probado un champú solido y el desodorante Aromaco, conocí esta marca hace relativamente poco (estoy en el mundo porque tiene que haber de todo) y me gusta mucho la filosofía, además de momento estoy contenta con lo que he probado así que repetiré.

    Saludos

    ResponderEliminar
  14. Nosotras también vamos cada vez con más cuidado en Lush precisamente por lo que tú comentas, pero yo es algo que he reflexionado alguna vez con gente conocida y es que siendo verdad que Lush contiene productos que a día de hoy ni me plantearía comprar por el INCI, sí que me parece un buen punto de partida. En general no puedes meter a la gente en la cabeza que tiene que dejar de utilizar todo lo que conoce y marearla, y Lush me parece ese punto en el que decir "vale, quiero dejar de utilizar, por ejemplo, productos que no testen en animales y no sé por dónde empezar". Creo que a partir de ahí sí que a se puede empezar una camino personal hacía la cosmética bio y/o natural. Y hasta aquí mi punto de vista :)

    Un beso

    ResponderEliminar
  15. Hola, yo de Lush estoy empezando a probar algunas cosillas aunque justo estos 3 no los he probado. Lo del serum sólido no lo había visto nunca, la próxima vez que haga un pedido lo intentaré probar a ver si me va también como a ti.

    Saludos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Compras y primeras impresiones/ IDUN NATURE enero 2017

Reseña: "Corrector 07" de Coleur Caramel