Reseña: Crema Camino de Santiago para piernas cansadas/ AMAPOLA BIO-COSMETICS

Sí, otra vez Amapola, ¡es que tiene tan buena relación calidad-precio que una no se puede resistir! 

Y como no hay cosa que más me guste que contaros mi vida en verso ahí voy con la pequeña historia que hay detrás de esta estupenda crema y cómo es que terminó llegando a mi vida, el primer producto que tuve de Amapola.

Bueno pues ahí estoy yo volviendo de la uni a pata, en un momento un poco chunguele de mi vida en el que padecía del peor insomnio que he tenido nunca (no conseguía dormir más de 3 horas ningún día) y en el que lo único que me apetecía era acabar el curso, volver a casa y poner rumbo a Santiago de Compostela con un buen amigo a ver si el camino me despejaba los ánimos y me ayudaba a calmarme y a dormir. Levanto la mirada y, oh, ¡sorpresa! Nueva tienda de cosmética ecológica pegadita a mi casa y entre los productos que hay en el escaparate un botecito con un manchurrón azul de acuarela muy chulo y con un nombre que, como no podía ser de otra manera, captó al momento mi atención: Crema para piernas cansadas Camino de Santiago. ¡Era una señal! 

Se acabó el curso, volví por fin a casa, eché parte de la crema en un bote más pequeño que tenía por ahí, a la mochila y ¡listo! Para Santiago que marchamos desde nuestro pueblo. Y lo último que os digo antes de empezar con la reseña es que me arrepentí mucho de no haber cogido el bote entero

Crema Camino de Santiago,
AMAPOLA BIO-COSMETICS


¡Mira ese Romerito María! Hay que darle PetitSuisse.



LA MARCA


· Es Española, de Segovia.
· No testa en animales.
· No todos los productos son veganos. 
(Los únicos ingredientes no aptos para veganos que utilizan en algunas formulaciones son la cera de abejas, la miel y la leche de vaca).
· Sí está certificada como cosmética ecológica. Por BIO.INSPECTA-VIDA SANA

PRESENTACIÓN / OLOR / TEXTURA

La presentación es en un bote de plástico duro con un dosificador muy cómodo. Los diseños de Amapola me gustan bastante, ¡con lo que me gusta la acuarela como para no!

Romero, Mentol, Ciprés... el olor os lo podéis imaginar, ¿verdad? A mí me encanta. Es tipo Vicks VapoRub pero, para mí, mejor. Me gusta que no es de estos olores refrescantes que son tan fuertes que casi te lloran los ojos, éste es un olor mentolado suave, refrescante y agradable que perdura poco tiempo en la piel.

La textura es ligera y muy fácil de absorber, de hecho contiene agua como primer ingrediente en la fórmula y después varios hidrolatos y extractos (a parte de la glicerina). Me gustaría que fuese más densa y tuviera menos agua, ya sabéis que me gustan los cosméticos con todo chica aunque tarden más en absorber.


Lo tengo sobeteado entero, sorry, me lo he terminado llevando a todas partes "tirado", bueno, sin comillas, tirado por la mochila y es lo que tiene.

INGREDIENTES


AQUA (Aqua), HAMAMELIS VIRGINIANA LEAF/ WATER* (Hidrolato de Hamamelis), HELIANTHUS ANNUUS SEED OIL* (Aceite de Girasol), ALOE BARBADENSIS LEAF JUICE* (Jugo de Aloe Vera), ALCOHOL* (Alcohol (1)), GLYCERIN* (Glicerina), CETEARYL ALCOHOL (Alcohol Cetoestearílico (2)), TOCOPHERYL ACETATO (Acetato de Vitamina E (3)), CETEARYL GLUCOSIDE (Glucosido Cetoestearílico (2)),  ROSMARINUS OFFICINALIS LEAF OIL* Aceite de Romero, MENTHOL (Mentol), CUPRESSUS SEMPERVIRENS LEAF/NUT/STEM OIL*(Aceite de Ciprés), ROSMARINUS OFFICINALIS LEAF EXTRACT* (Extracto de Romero), ARNICA MONTANA FLOWER OIL* (Aceite de Arnica), HYPERICUM PERFORATUM OIL* (Aceite de Hipérico), ARNICA MONTANA FLOWER EXTRACT* (Extracto de Arnica), CITRIC ACID (Ácido cítrico (4)), SODIUM BENZOATE (Benzoato de Sodio (5)), POTASSIUM SORBATE (Sorbato de Potasio (6)), LINALOOL** (Linalol (7)), LIMONENE** (Limoneno (8)).

*Procedentes de cultivo ecológico
** Procedente de aceites esenciales
Producto cosmético natural con un 84 % de ingredientes ecológicos


Explicaciones de los ingredientes que pueden resultar extraños:

(1) Alcohol: Es un alcohol de cadena corta, que son los que pueden resultar irritantes para las pieles sensibles. Son conservantes, disolventes, y potencian la penetración cutánea de ciertos compuestos. Aquí una entrada muy interesante de Cristina, de Cosméticos al Desnudo, sobre los alcoholes. Leveritesurlescosmetiques le da :):):), o sea, totalmente fiable.

(2) Alcohol Cetoestearílico: es una mezcla de alcoholes grasos, predominantemente del etílico y el estearílico y junto al Cetearyl Glucoside forman una mezcla emoliente de origen natural de alcoholes grasos procedentes de la semilla de maíz.

(3) Acetato de Vitamina E:  Es una forma de vitamina E que combina la vitamina con ácido acético, un compuesto orgánico que es el ingrediente principal del vinagre. Excelente antioxidante que neutraliza los radicales libres, favorece una piel saludable, ayuda a protege las células y mejora la respuesta inmunológica.

(4) Ácido Cítrico: Ácido orgánico natural que se encuentra en muchas frutas y verduras, especialmente en cítricos.

(5) Benzoato de Sodio: Conservante. Es una sal del ácido benzoico que es un compuesto comúnmente encontrado en la mayoría de las frutas, especialmente en las bayas; siendo los arándanos una fuente abundante del mismo.

(6) Sorbato de Potasio: Conservante de origen sintético seguro. Es la sal del ácido sórbico y se utiliza como conservante en los cosméticos, así como en el sector alimentario. Es inofensivo, ya que se metaboliza en el cuerpo humano en agua y CO2. Protege a los productos cosméticos de los hongos y es muy compatible con la piel. :):)

(7) Linalol: en su forma natural es común en muchas flores y plantas aromáticas. Su olor floral con un toque mentolado le ha conferido cierto valor para su uso en productos aromáticos. Más de 200 especies de plantas producen linalool, especialmente dentro de las familias Lamiaceae (menta, hierbas aromáticas), Lauraceae (laurel, canela, Aniba rosaeodora) y Rutaceae (cítricos), así como en abedules y otras plantas presentes tanto en el trópico como en regiones templadas. También se ha conseguido en hongos y cannabis.

(8) Limoneno: es una sustancia natural que se extrae del aceite de las cáscaras de los cítricos y que da el olor característico a los mismos.



Hoy foto de textura y todo, menudos lujos a los que no os tengo acostumbradas en Ecolecuá, ¿eh? 


RELACIÓN DURACIÓN / CALIDAD / PRECIO

Precio:
250 ml./ 12,40 €
125 ml./ 7,40 €

Caducidad:
12 Meses

No es una crema que utilice todos los días al no ser que en verano haya una temporada que se me hinchen especialmente las piernas (gracias que una hereda de su querida madre, maravillosa genética). Si habéis leído el Sobre mí sabréis que me gusta ir a la montaña, la suelo utilizar después de hacer rutas así que es una crema que me dura mucho ya que no subo picos todos los días (por desgracia). La uso desde hace 2 años y medio, el bote que tengo ahora es el segundo y está apunto de acabarse, está caducado pero mientras que no cambie de color/textura/olor voy a seguir con él. Cunde bastante porque se extiende bien y no hace falta mucha cantidad. Quizá la próxima vez me coja el tamaño pequeño, además es más cómodo para llevármelo conmigo.

EFICACIA

Nos arrepentimos de no haber llevado el bote entero porque funciona. Terminar la etapa del día, lavarse los pies y las piernas con agua fría y tumbarse fuera en la esterilla a darse un masaje con la crema era una bendición ¡cuánto más destrozado llegas más se agradece y se notan los efectos! Claro, yo lleve una dosis para mí pensando que mi amigo iba a pasar de cremitas y las narices, le encantó, así que me duró medio camino. 

Primero, aclaro que no es una crema dirigida a hidratar pieles secas, aunque hidrata gracias a ingredientes como la Glicerina o el Aloe yo no la compraría pensando en este uso si tienes mucha necesidad de hidratación, es una crema refrescante pensada para aliviar las piernas cansadas, desinflamar, refrescar y activar la circulación y, en mi opinión, así se debe entender si quieres aprovechar bien sus propiedades.

Desde Amapola nos dicen que hay que dar un masaje ascendente de tobillos a piernas y así lo hago yo. El masaje es importante para activar la zona y el alivio que se siente es inmediato. Notas un frescor sutil que da mucho gustirrinín en las piernas y ayuda mucho a que queden más relajadas. Si las tengo muy, muy, casadas noto hasta un pequeño cosquilleo interior y voy sintiendo poco a poco como las piernas ganan ligereza, como si tendiesen a flotar. Cuando se me hinchan en verano por el calor también noto alivio, aunque me parece más notoria la mejoría cuando están cansadas por ejercicio físico que cuando están hinchadas por el calor o por qué sé yo por qué tengo esta cruz.

CONCLUSIÓN

Me gusta: El olor, la relación calidad/precio, la eficacia.
Mejorable para mí: La textura me gustaría un poco más densa, una fórmula con menos agua.
¿Repetiré? Sí, no imagino ya un día de ruta que no acabe con masajito amapolesco.
¿La recomiendo? Sí, queda recomenda a todo amante del pateo.


······································


¿Qué os ha parecido? ¿Tenéis alguna crema que os funcione para las piernas cansadas? 


······································

Y para cerrar la historia y porque sé que os preocupáis por mí y os tengo con el corazón en un puño, (¡reconocédlo :P!) el Camino de Santiago supuso un punto de inflexión en mi vida para bien, con 5 uñas menos en los pies, eso sí. Los 30 kilómetros diarios son un buen elixir contra el insomnio y las preocupaciones, ¡os lo aseguro! A las 7 de la tarde ya se me cerraban los ojos. Hice el Camino del Norte, que discurre por la costa y antes de llegar a Gijón nos desviamos hacia el Primitivo, camino interior que cruza mucho bosque y montañas hasta la emocionante llegada a Santiago. Conocimos lugares y personas muy peculiares y nos rodeamos de naturaleza durante 20 días y 600 kilómetros. El amigo con el que viví la experiencia es jardinero y me iba enseñando el nombre de las flores y árboles que nos encontrábamos y eso me encantó aunque muchas se me han olvidado, menuda rabia me da. Es una experiencia que recomiendo a todo el mundo, una perfecta manera de conocer el auténtico norte de España y no solo los lugares más turísticos. 

Os dejo con alguna foto de la que fue mi etapa favorita, La Ruta de los Hospitales en Asturias, que va desde Borres al Puerto de Palo siendo heredera de la antigüa calzada romana. Una sensación de paz absoluta andar entre infinitos campos de Brezo durante 15 kilómetros a más de 1.100 metros de altitud en muchos puntos y con el sonido de las abejas como único sonido de fondo. 15 kilómetros en los que no hay ningún resquicio humano salvo algún molino de viento a lo lejos y las ruinas de piedra de dos antiguos hospitales para peregrinos, de ahí el nombre. Al estar cerca del Parque Natural de Somideo hay peregrinos que han visto osos pardos a lo lejos, no tuvimos esa grandísima suerte, pero si vimos muchos caballos salvajes, precioso. Si hacéis el camino Primitivo algún día os recomiendo esta variante muchísimo, eso sí, en invierno es mejor evitarla por el riesgo de perdida al no ser que seas un experto montañero y hay que llevar enseres para todo el día en la mochila al no haber ningún lugar para comprar comida y agua, por lo que el peso de la mochila crece un poquito. Os dejo con las fotos que pude sacar, empezamos con un día con mucha niebla, en el que daba la sensación de estar andando por la nada, que terminó dando paso a un sol radiante que nos dejó disfrutar de la paz que transmiten las preciosas vistas. 

Como para no haber sido un punto de inflexión.


Los dos antiguos hospitales.

Si tenéis alguna duda sobre el camino porque pensáis hacerlo o por cualquier razón no dudéis en preguntarme.

Un abrazo.
¡Muchas gracias por leerme!


Comentarios

  1. Menuda experiencia más chula haciendo el camino de Santiago has vivido 🙌 Nunca he hecho una caminata de ese estilo, como mucho de dos-tres horas por los montes y montañas a lo Heidi 🙈 Eso si, esta crema me vendría de perlas, porque soy la corre-caminos en persona (digna sucesora de mi padre, que con 59 años sigue haciendo 18 kilometros diarios). Mi hora y pico de running diaria no me la quita nadie, libero estrés y muevo un poco el body, que siempre lo tengo delante del ordenador, y eso no es demasiado bueno que digamos 😅 Esta crema lleva tiempo en mi Wishlist, a ver si la saco de ella pronto. Un BioBesazo y que la caminata no pare hasta que el cuerpo aguante 👣 ¡Muak! 😘

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué jefe tu padre! Admirable, a ver si llegamos a esa edad con la mitad de vitalidad. Yo cuando se acerca la entrega de un proyecto tengo temporadas MUY sedentarias y me siento muy mal conmigo misma, se nota mucho cuando dejas de moverte una temporada, sobretodo en el coco y el dormir. Así que tú sigue con tus danzas matutinas y tu salir a correr que no hay cosa mejor para mantenerse estupenda y equilibrada. Si la pruebas ya me contarás, ¡creo que te encantaría por lo que me cuentas!

      Eliminar
  2. Vaya fotazas sacaste haciendo el camino. Desde luego debe ser una satisfacción ver cómo cada día eres capaz de superar tus límites, no me extraña que suponga una auténtica satisfacción personal. En 30km al día da tiempo de pensar, de reflexionar, de disfrutar del paisaje y sí, de perder las 5 uñas del pie, pero bueno, hay sufrimientos que merecen la pena porque nos hacen cambiar la perspectiva de la vida. Sobre la cremita pues me parece un puntazo, ese masaje tras la intensa marcha debe ser un gustazo enorme. Yo tengo uno parecido, pero en textura aceite de La Casa de la Luna Media y también es un gustazo usarlo. Aceite del Caminante se llama, y hacer masajes en piernas cansadas con él es una maravilla. A mi me pasó lo mismo que a ti en un viaje el año pasado, me llevé sólo parte en un tarrito y estuve la mitad del viaje llamándome idiota por no haber echado el bote entero. Me lo apunto que este tipo de productos que son capaces de aliviar todos los males me vuelven loca. Un besazo enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro mucho de que te hayan gustado. Gracias por la info del aceite, me gustan mucho este tipo de productos y estaba esperando a ver si alguna me descubríais alguno. Me hizo la madre de una amiga un botecito mezclando aceites también para este uso y también me fue genial. ¡Probaré el que me dices seguro! Qué ruta/viaje hiciste, ¿se puede saber? Me encanta hacer turismo de senderismo y toda ruta que me recomendéis os la agradezco esté donde esté! :D Creo que eres del sur, ¿verdad? Este verano estuve haciendo el caminito y unas rutas por Granada, por la zona de la Alpujarra y tanto lo uno como lo otro me encantaron. El caminito es espectacular pero es que a Sierra Nevada creo que vuelvo este año porque me enamoró. Pampaneira es uno de los pueblos más bonitos, con gente más maja y donde mejor se come que he conocido nunca. Lo de las uñas fue un verdadero sufrimiento y te cuento por qué, que es muy agradable y no puedes pasar sin saberlo jajaja No se me cayeron en el momento, a Santiago llegue con varias sueltas, y un conglomerado de ampollas y demás que ni te cuento. Lo mejor viene cuando comienzo a ir a la playa los días después de haber terminado el camino y las uñas, que solo están sujetas por algunos punto de la raíz, con las olas rompiendo en dirección contraria a mi trayectoria de entrada al agua empiezan a levantarse y bajarse como locas, mis amigos se descojonaban ¡¡¡¡tú sabes que repelús!! jajaja el sufrimiento era, a parte de que TODO el mundo me miraba las uñas cuando llevaba sandalias e iba en el bus explicando a los desconocidos que pillaba mirándomelas toda mi vida, que no me podía bañar cuando iba a la playa, que no hay cosa que más me guste. Menudo veranito hasta que se me cayeron y ya pude chapotear como un pececillo. Siento si esta noche sueñas con mis uñas, la verborrea que me puede! Un abrazo Marta!

      Eliminar
    2. ¡Claro! Fuimos a París y desde allí nos fuimos a Roma, fue ruta de ciudad, pero imagínate 18 horas diarias andando, que no nos sentábamos ni para comer. Sí, muy bestias xD pero mereció la pena aunque nuestros pies no opinan lo mismo. Sí, soy del sur, y Granada es una ciudad PRECIOSA, así, en mayúsculas, no conozco Pampaneira, así que me lo apunto para una escapada, que seguro que es precioso. Hicimos hace un par de meses una ruta en Monachil (también en la provincia de Granada) y no veas cómo te entiendo con lo de las uñas. Te cuento, que también es muy agradable: La mitad del camino era cuesta arriba y la otra mitad (muy) cuesta abajo, bien, pues de ir frenando, ojo que esto es muy patético porque yo sentía que me dolía un montonazo pero no eché cuentas. Total que cuando llegué a casa tenía TODAS las uñas moradas, no se me cayeron, pero todavía conservo los morados que supongo que no se irán hasta que no me crezcan. En fin, muy triste todo xD. Yo me he sentido mejor leyendo lo de tus uñas, por aquello de que mal de muchos.. Así que a ver si lo consigo yo también contigo! ¡Un besazo bonita!

      Eliminar
  3. Ya sabes que me acabo de comprar la crema del camino de santiago, la reservo para días intensos de ejercicios! Que chula la ruta del camino de santiago, no puedo hacerla ahora pero la veo muy fuerte para mi. Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, lo vi. A tí que me imagino que pasas muchas horas de pie por el trabajo te vendrá genial para todos los días incluso, ¿no? Aunque tendrás ya las piernas a prueba de bombas. El camino se puede hacer a diferentes ritmos. Puedes hacer menos kilómetros al día y hacerlo por etapas. Mucha gente tarda años en llegar a Santiago. Un año anda una semana, al siguiente año lo retoma donde lo dejó y avanza un poquito más, y así. Conocí a gente mucho mayor que tú haciéndolo así que no dudes de que podrías con ello, creo que el camino nos llama en momentos de nuestra vida que lo necesitamos, con mucha gente que hablé ésto se repetía, así que quién sabe si terminas trotando hasta tierras gallegas, no lo descartes tan rápido. Un abrazo :)

      Eliminar
  4. Antes de nada he de decirte que me ha encantado este post y qué experiencia tan chula (a pesar de lo de tus uñas) debe de ser hacer esa ruta. A mis padres les encanta darse buenas caminatas,estoy segura de que les encantaría hacer la ruta del Camino de Santiago, pero por una cosa u otra nunca se han decidido, como nos coge un poquito lejos... Pero la cremita estoy segura que les encantaría porque suelen tener piernas cansadas, sobre todo mi madre que no para en todo el día, así que quizás me anime a regalársela.
    A mi también me gustaría vivir una experiencia de este tipo, sólo con ver tus fotos me entran unas ganas inmensas de estar allí, pero creo que me vendría un poco grande, porque tengo más problemillas de salud de los que me gustaría, pero quien sabe, quizás algún día lo intente.
    ¡Un besito guapa!

    ResponderEliminar
  5. Lo que me he reído nada más empezar cuando he visto la foto con el romero de fondo. Yo tengo una mata inmensa, le haré foto para enseñártela mañana con solecito que ahora no se ve nada en el jardín. Está tan grande que hemos decidido cortar un par de ramas y usarlas como árbol de navidad para adornar la entrada de la casa XD
    Esta crema lleva en mi lista desde hace meses pero últimamente las caminatas las tengo tan a diario que ya no siento el cansancio, de alguna forma me he acostumbrado a mi rutina diaria y ya no noto la necesidad de usar este tipo de cremas. De todas formas para el verano si que me gusta porque en ese época si noto que las piernas se me hinchan un poquito, pero en mi caso es porque escalando una montaña metí el pie entre dos rocas y una pequeña se desprendió y me lesioné. Estaba muy arriba y tuve que descender con la lesión (lo que agravó mucho el problema) después de operarme como no me recuperaba me pusieron infiltraciones y me destrozaron el sistema linfático. Ahora tengo tal alergia a los antiinflamatorios que si me tomo un simple ibuprofeno no me entran los pies en mis zapatos así que ni verlos.
    Lo que he usado este verano y me ha gustado un montón ha sido la crema corporal de menta de Avalon Organics porque daba frescor y aliviaba mucho la sensación de pesadez, antes de eso usaba lo que me mandaban en el fisioterapeuta (que no es del todo natural y ahora mismo no recuerdo muy bien como se llama pero funciona genial porque te quita también el dolor).
    Las fotos del camino son preciosas, de momento no hay planes de hacerlo ni creo que eso cambie en el futuro. Tenemos mucho curro todos los días y cuando disfrutamos de las vacaciones nuestro plan es siempre el mismo: Balnearios y spas, donde te dan unos masajes con chocolate que te dejan nueva y te meten en bañeras burbujeantes llenas de vino que hacen pomporitas que se cuelan en lugares traviesos y no sabes dónde meterte porque te mueres de vergüenza al pensar que alguien puede verte disfrutar tanto... en fin, que me gusta la cremita (aunque yo también prefiero texturas menos ligeras) y sobre todo leer tu experiencia en el camino (quitando lo que le pasó a tus uñitas que me da dolor sólo imaginarlo) pero se ve que mereció la pena y al final eso es lo importante, disfrutar del camino ;-)
    Muchíiiiiiiiiiiiiiiiiisimos besotes de los grandes!! (y 18 corazones y 20.000 flores de todos los colores) ;-p

    ResponderEliminar
  6. Hola!! Me ha encantado esta entrada. Esa crema es para mí! Ese olor a mentol me fascina. Además suelo usar cremas para piernas cansadas y me encanta la sensación de frescor que dejan. Soy fisio y trabajo todo el rato de pie y moviéndome, así que al final de la jornada a veces me doy el lujo de aplicarme alguna crema de este estilo. Así que saber de esta marca que desconocía, y al ver sus ingredientes, a mi lista que va. Mil gracias!! Un besote ;)
    (por cierto, unas fotos maravillosas!!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo! He intentado ponerme en contacto contigo a través del correo que nos facilitas pero me lo devuelve y me da error... Me podrías escribir a pedidos.angela@yahoo.es por favor? Hay una cosa que te quiero comentar ;)

      Eliminar
  7. Todo lo que he probado de Amapola me ha gustado mucho, esta crema tiene pinta de ser estupenda sobre todo viendo tu opinión. No suelo usar cremas de este tipo ya que rutas hago de forma muy puntual, aunque en algunas épocas anteriores de mi vida me hubiera venido de perlas! El camino tiene que ser una experiencia genial, yo quiero hacerlo en algún momento, tengo unos tíos (en realidad es hermano de mi abuela) que lo habrán hecho más de 6 veces por distintos caminos, mínimo una vez al año se lo hacen, éste hicieron el del norte. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un montonero de gente repite y un montón de gente mayor, yo me quede pasmada. Lo entiendo perfectamente porque el camino engancha. Y puedes pensar, yo no estoy de vacaciones para acabar reventada todos los días, pero es que es un "revestimiento" diferente, es solo corporal, mentalmente te deja vacía de preocupaciones, como nueva. Te lo recomiendo muchísimo, sé sin que me lo digas que te gusta la naturaleza así que lo disfrutarás en especial. Y si lo haces, ¡¡no te olvides de esta crema o algo parecido!! :D

      Eliminar
  8. La tengo en mi wishlist desde hace tiempo, este verano no pasa de tenerla. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te la recomiendo, es uno de los productos de Amapola que más me han gustado :) Ya me contarás si la pruebas al final, vale? Un beso!

      Eliminar
  9. La verdad es que esta crema me llama mucho la atención porque en verano se me hincha básicamente todo el cuerpo, pero especialmente las manos y las piernas. ¿Crees que tendrá el mismo efecto en esta circunstancia?

    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado la entrada, yo hice el camino de santiago este verano y me ha traído muchos recuerdos... Que pena que este verano no tuviera esta milagrosa crema que me voy a comprar en cuanto pueda, pues estoy viendo por lo que dices que la primera impresión que me ha dado es exactamente la misma que la tuya después de usarla de continuo... Por cierto, que me ha gustado mucho también la explicación tan buena que haces de ingredientes y demás, una entrada genial. Un beso guapa 😘

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Compras y primeras impresiones/ IDUN NATURE enero 2017

Reseña: "Corrector 07" de Coleur Caramel

Mis 3 favoritos libres de tóxicos de LUSH.