La doble limpieza y una manteca limpiadora facial de Uva. Grapessed Butter Cleanser/ ANTÍPODES

Por las medusillas me fijé en ella (aquí la tenéis, en la lista de deseos para el Black Friday) y por méritos propios la tenemos hoy aquí, cerrando esta mini saga de productos favoritos que sin quererlo ni beberlo a protagonizado Ecolecuá estas dos semanas. 

Os presento la manteca limpiadora de uva de Antípodes, la que tantas gustosas limpiezas de cara me lleva dando desde hace 6 meses :)



Antes que nada. Quizá alguna persona al ver la lista de ingredientes, llena de mantecas, aceites, extractos y ceras se pregunte, ¿pero ahí que c*** limpia? Así que me toca hablar un poquitín de la últimamente manida y omnipresente en todo beauty blog que se precie doble limpieza. 

Viene de tierras asiáticas y consiste básicamente en limpiar en dos pasos diferentes (y consecutivos) la piel ya que estamos teniendo en cuenta los dos tipos diferentes de residuos y suciedad que campan en ella.

1 Limpiador de base oleosa
· Se basa (muy) básicamente en: La grasa no es soluble en el agua, se repelen. Sin embargo la grasa atrae a la grasa, la disuelve en ella.
· ¿Qué eliminamos con este paso? La parte oleosa de la piel: el exceso de sebo (qué bien os viene a las pieles grasas), impurezas, el maquillaje de larga duración y los factores de protección solar.

 2 Limpiador de base acuosa
· Se basa (muy) básicamente en: Son limpiadores con una parte hidrófila, es decir, que tienden a atraer al agua.
· ¿Qué eliminamos con este paso? Sudor, partículas de polvo, bacterias, células muertas

¿Podemos retirar los dos tipos de suciedad de un plumazo?
Sí. En muchos de nuestros limpiadores conviven las dos partes, pese a que se repelen, gracias a los emulsionantes (que se encargan de unir la parte acuosa con la grasa), así que también tienen el poder de atraer los dos tipos de suciedad a la vez. 
La doble limpieza entra en juego en el momento en el que entendemos que al hacerlo por separado la limpieza será más eficaz. Las asiáticas tienen obsesión por los protectores solares altísimos y en su rutina tiene mucho sentido hacerlo para eliminar del todo el residuo.

Y ahora sí, vamos con la reseña, que como podéis imaginar, es sobre un producto con el que podremos llevar a cabo el primer paso de la doble limpieza:

Manteca limpiadora de uva,
ANTIPODES

El tarrito aunque se ve que no es malucho es de plástico y es el único "pero" que le pongo al limpiador. Con lo que cuesta no estaba de más un bonito tarro de vidrio. Funciona a rosca y viene con la típica paletilla para coger el producto sin contaminarlo. De plástico también, faltaría más.



Su olor me parece maravilloso. Es bastante peculiar. La sustancia que usan de conservante, el naticide, es a su vez una fragancia natural que se usa para dar un olor a vainilla a los cosméticos. Podría ser que huela un poco a vainilla, pero huele a más cosas. No os lo sé explicar. Para mí es riquísimo, uno de mis cosméticos con un olor más especial, uno que me pide mi naricilla porque lo disfruta como pocos. 

Su textura me encanta, es una manteca gustosísima, cremosa, jugosa, con pequeñísimos puntitos negros que vienen de la semilla de la uva y que ejercen supuestamente un efecto exfoliante, están tan sumamente dispersos que yo no lo noto.

El color simplemente <3



Su aplicación es muy sencilla. Me unto la cara con una pizquina y si estoy maquillada me detengo a masajearla, especialmente las pestañas y los ojos. Me lavo los piños mientras la dejo actuando porque me parece un sacrilegio retirarla nada más ponerla. Si me siento inspirada y voy con tiempo mojo una muselina en agua tibia-caliente y la pongo sobre el rostro para abrir los poros y que penetre aún más. Por último, lo que no hay que saltarse de ningún modo, es mojar la muselina en agua tibia (importante no someter a la piel de la cara a cambios bruscos de temperatura) y retirar la manteca. Sigo con un limpiador con base acuosa, en mi caso actualmente el de Amapola, podéis leer mi reseña aquí.

Se lleva el maquillaje de cine, es un desmaquillarte magnifico, yo no uso paso previo. Desde que lo tengo le soy infiel al tradicional aceite de coco o almendra que llevo años usando y que la verdad es que funcionan igual de bien.

También limpia la piel estupendamente, es muy delicado. La deja reluciente y visiblemente muy hidratada. Por supuesto no hay sensación de tirantez con él, ninguna, ni irritación de ningún tipo, la piel queda muy confortable.

Lo he utilizado incluso sin retirar, a modo de bálsamo o de mascarilla hidratante. 


INGREDIENTES

Aceite de almendra dulce*, Manteca de karité*, Cera de abeja*, Aceite de lino*, Aceite de coco*, Aceite de onagra*, Agua, Silica, Aceite de lavanda, Manteca de cacao, Vinanza® Grapeseed (Extracto de uva), Tocoferol (vitamina E), Extracto de camomila azul, Extracto de hibisco, Naticide (Conservante vegetal).

100% natural
76% ecológico*

Podéis ver que se conserva gracias al naticide y a la Vitamina E. He estado cotilleando y el Naticide es un conservante bastante caro, así que ya que aunque te claven 30 y pico euros, al menos que no te están conservando el producto con alcohol.

PRECIO / CADUCIDAD

75gr/33-38€ En webs españolas en donde más barata la he encontrado es en Vita33.

Caducidad 6 meses

Llevo usándolo 6 meses y no hay ningún cambio en él. ¡Me durará otros 3 probablemente!

CONCLUSIÓN

Pienso que no es un producto imprescindible ni irremplazable ya que hay muchos que hacen la misma función igual de bien pero para mí es un placer usarlo por su color, su textura y su olor. Me encanta. Estoy probando últimamente los bálsamos limpiadores de Moa y de Dafna y aunque me gustan mucho también éste es mi favorito. Principalmente por el olor, me resulta adictivo. Sí repetiré, pero como sé que es un don capricho esperaré de nuevo a algunas rebajas.

Se lo recomiendo muy en especial a las pieles secas. A las pieles grasas no, la doble limpieza es también para vosotras pero me da a mí que os va a resultar pesado, deja una sensación hidratante bastante evidente incluso después de retirarlo, además lleva aceite de coco y manteca de cacao, que no es lo mejor para vosotras.

La doble limpieza no la llevo a cabo siempre. No creo que sea necesario sumar un paso más todas las noches a mi rutina (por la mañana nunca lo hago). Vivo en el campo, no tengo exceso de sebo, no me maquillo a diario... y no me echo protector solar a diario (ésto negaré haberlo dicho) y, qué queréis que os diga, otra razón es que me da pereza limpiar la muselina todas las santas noches. Tengo 5 pero no me gusta echarlas a la lavadora así que las limpio a mano después de usarlas y me da la lata. Por ello lo uso solo las noches que noto la piel especialmente sucia, siempre que voy maquillada o si me apetece olisquear mis mantecas, una razón bastante de peso también.

Como véis los tres productos que he probado de Antípodes me han gustado mucho, éste es mi favorito, pero la crema de Vainilla es una de las mejores que he probado y el Divine, aunque no destacó tanto, también me gustó (tenéis la reseña doble aquí). Así que imaginaréis que tengo muchas ganas de seguir probando cosas de la marca. Lo próximo será probablemente su producto más famoso, la mascarilla Aura de Miel de Manuka, ¡qué ganas le tengo!


Y vosotras, ¿realizáis la doble limpieza? ¿Qué os ha parecido? 

¿Cuál es vuestro bálsamo limpiador favorito?

Se acabaron los favoritos por ahora, el lunes vuelta a la cruda realidad, ésa donde los fiascos potinguiles también existen y los productos sosaínas en ocasiones son nuestro pan de cada día. ¡Gracias y un abrazo enorme!

Comentarios

  1. Buenos días, sabía que está manteca era u producto estrella de la marca y ahora que se tu opinión no me cabe duda. Es una gozada usar este tipo de limpiador, yo le estoy cogiendo el gustillo, ya sabes que tengo el de KiaOra y es una pasada, también la muestrita de Dafna y me encanta, creo que este tipo de bálsamos van a formar parte de mi jijiji Bueno guapa, con las ganas me quedo de seguir probando más 😉

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo el de Balm y es muy denso y agobiante. Antes utilizaba uno de una marca coreana lleno de petróleo que se convertía en una espuma muy rica pero cuando me pase a la cosmética natural no seguí utilizándolo y el que tengo ahora no me ha gustado nada. Este le tengo en mi lista de deseos, supongo que en algún momento de debilidad se vendrá conmigo. Lo único que he probado de la marca es la mascarilla de miel de manuka. Me encanta, la utilizó como mascarilla y alguna vez cuando nota la piel muy fatigada y saca la aplico por la noche y la retiró por la mañana. Te va a encantar, es súper suave con la piel!

    ResponderEliminar
  3. Tiene una pinta maravillosa. Con esa textura, ese color y tus comentarios, parece que la huelo desde aquí. Es una lástima que mi piel grasa no pueda disfrutar de ella. Yo realizo la doble limpieza todas las noches porque disfruto mucho aplicando todos mis potingues, pero confieso que me da la misma pereza que a ti lavar después a mano mi toallita. A pesar de todos los cuidados y marcas que he probado, no he conseguido encontrar el equipo perfecto para sentirme a gusto con mi piel, pero no me rendiré!!

    ResponderEliminar
  4. Joo que buena pinta y que pena que no sea el más adecuado para mi piel grasa... No me extraña que sea un favorito, tal como lo has descrito, tiene que ser una delicia. Aún no he probado nada de esta marca pero tengo una muestra de contorno de ojos que probaré en breve.
    En cuanto a la doble limpieza, la he realizado con aceites (sólo cuando voy maquillada porque yo tampoco uso protector solar a diario), pero no con bálsamos. Ahora tengo dos muestrecitas de bálsamos (el de KiaOra y el de Dames & Dimes, este último desde ayer) así que este fin de semana los voy a probar ya y a ver que tal van.
    He leído que el de Dafna si que va genial para pieles grasas pero me echa para atrás su precio... si me animo te cuento que me parece a mi ;)
    ¡Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  5. Veo el tarrito y ganas me dan de pedirte una cuchara, jeje. Sabes que descubrí los bálsamos gracias a ti y la verdad es que llevabas muchísima razón! Desde que los probé, estoy encantada con ellos y su suavidad, la forma en la que actúan, ¡todo! Ahora como sabes estoy con el de Dafna, pero este me lo apunto porque precisamente lo aconsejas para mi tipo de piel. Yo tampoco me maquillo a diario, así que tampoco suelo utilizarlos como parte de la rutina, pero sí que me gusta incorporarlos un par de veces por semana, a modo de limpieza más profunda y parece una tontería, pero lo noto un montón. Coincido contigo en que es un sacrilegio quitarlo nada más ponerlo, yo también lo dejo actuar un ratito y quizás sea el momento de la rutina con el que más relax consigo, es un paso que desconocía totalmente y me encanta. Gracias por el descubrimiento en su día y ahora por la recomendación, me lo llevo apuntado :) Un besazo!

    ResponderEliminar
  6. Empiezo diciendo que salvo cuando me maquillo, que entonces si realizo la doble limpieza, en mi caso ésta no es necesaria. Ya sabes cada piel es un mundo. La mía se resiente muchísimo con la doble limpieza y con sinceridad no tengo tanta suciedad o puntos negros como para que sea una opción para el día a día. Mi piel es muy sensible y después de probar varias muestras de tiendas más las que tu me mandaste, tengo claro que mi favorito es el gel limpiador de Acure, le sigue un gel de Alteya Organics y por último el limpiador que me mandaste de Amapola Bio. De diario es lo único que uso para limpiar, junto al hidrolato de manzanilla y así es perfecto pero cuando realizo doble limpieza lo paso realmente mal porque por delicada que quiera ser y aunque la fase de aceites ayuda, el simple roce me molesta. Luego me toca una hidratación extra todo el día.
    Por suerte me he dado cuenta de que las bases de maquillaje natural son otra película, puedes llevarlas todo el día puestas y no es como el maquillaje convencional que parece que llevas un pegote de vaselina en la cara. Todo lo contrario, tengo días en los que no estoy segura de si aún llevo base y luego al llegar a casa y retirarla es cuando compruebo que sí ;-)
    Esta limpiadora también me la mandaste y ya creo que te comenté que de nuevo cada nariz es un mundo porque a ti el olor te encanta y yo no lo soporto, me huele muy raro y muy fuerte. En cuanto a limpieza yo no he podido dejármela un rato, es más, me cuesta usarla porque siento la piel muy tirante y es raaaro con la cantidad de aceites que tiene pero creo que ahí el problema es mío porque en los labios llevo varios días aplicándome manteca de karité pura 3 y 4 veces seguidas antes de acostarme porque los noto muy secos y si bebo más agua te prometo que me saldrá por las orejas (jajajaja) así que falta de hidratación no es.
    Así que lo dicho, de momento Acure para mi piel no tiene rival ;-D Por cierto, me encantan las fotos ;-)
    Un besazo!!

    ResponderEliminar
  7. ummmmmmmm tiene una pinta fabulosa, veo que los limpiadores de esa textura te atraen mucho, yo con mi piel grasa no creo que se lleven muy bien, sin duda nos estas presentando unas pedazo de marcas que tientan mucho. un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Hola!! Pero qué bien explicas, jodía ;) Una entrada super interesante. Me resulta un producto muy atractivo, pero para evitar que entre en mi lista interminable diré que igual como dices a mi piel grasa no le va muy bien. Un besote majetona!!

    ResponderEliminar
  9. A esta manteca la tengo ganas pero x lo q cuentas no es para mí 😢

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola! A mí esta manteca me ha llamado siempre la atención, pero los ingredientes no me convencían para mi piel com brotes de acné, y ahora leyéndote veo que no es para mí definitivamente (qué pena jajaja con la pinta que tiene) Yo sí que realizo doble limpieza, todas las noches, y la muselina al principio me daba pereza pero ahora la lavo después como un paso más y me he acostumbrado, a mí tampoco me gusta meterlas en la lavadora. ¡Un besito y gracias por la reseña, me ha venido muy bien!

    ResponderEliminar
  11. Muy interesante esta entrada, lo explicas tan bien!! una cosa, que recomendarias para limpiar una piel grasa como la mia, gracias, un saludo!!

    ResponderEliminar
  12. Que tentación Jijiji dan ganas hasta de comerlo con ese color tan rebonico. Me la apunto para un futuro, ahora estoy probando la doble limpieza con Moa ( otra de las miles de reviews que tengo pendientes ) y me gusta mucho la idea. Aunque igual que tú no lo hago cada día, solo si voy más maquillada o días puntuales, voy a saco con el agua micelar de Avril y ale.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  13. Muy buenas noches, señorita!

    Tiene una pinta estupendamente comestible ese bálsamo, eso es un mousse de mango de los buenos y nos quieres hacer creer que es para limpiar ;). No sé si es el producto o el arte que tienes con la cámara, pero no puedo dejar de mirar la textura.
    Las modas de los conceptos vienen y van, y ahora se llama limpieza asiática con más glamú XD, pero aceites para desmaquillar, normales y bifásicos, los hemos visto toda la vida ajaja. Yo la verdad es que pensaba que lo de la doble limpieza era sólo cuando estábamos maquilladas en mi caso yo hago triple limpieza con aceites, limpiador y agua micelar XDXD), o como mucho, cuando llevábamos protector solar. Pienso como tú, que usarla siempre es demasiado. Sobre todo porque tampoco creo que convenga sobre estimular la piel.

    Yendo al bálsamo, es que tiene pinta deliciosaaa!! Y los ingredientes buenísimos, si un sólo pero, una alegría para cutis y pestañas, pero de las buenas. Lo que menos me gusta, el precio y...que me da miedo contaminarlo con ese formato y mis dedazos!! Pero es que últimamente estoy cantidad de escrupulosa, voy a tener que tirarme a una cuadra sucia para hacer terapia de choque y curarme, estoy fatal ajaja. ¿Siempre usas la muselina? Yo cuando me desmaquillo con mantecas y aceites , simplemente uso las manos, sino también me daría una pereza mortal, y más, que apenas pongo lavadoras en casa, una a la semana va bien (para eso no estoy tan mal de los escrúpulos XD).

    Un beso grande y a empezar bien la semana!!! Muaksss!

    ResponderEliminar
  14. Ya te dije por instagram que a mi el olor me chifla! cada vez que entro en una tienda donde la tienen me pongo un poco en la mano jajaja.
    Siempre me habían dicho que lo mejor para los protectores solares eran los jabones, no sabía que una base aceitosa podía con ellos.
    Yo a Aura también le tengo echado el ojo, lo que pasa que nunca me paré a mirar toda la lista de ingredientes. Pero la verdad es que como aquí la miel de manuka la hay en todos sitios siempre uso la de comer jajaja
    Un besote!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Compras y primeras impresiones/ IDUN NATURE enero 2017

Mis 3 favoritos libres de tóxicos de LUSH.

Reseña: "Corrector 07" de Coleur Caramel